viernes, 23 de abril de 2010

Los perros aman a sus amigos y muerden a sus enemigos, casi alcontrario de las personas, quienes tienden a mezclar amor y odio.


Sigmund Freud.

0 comentarios: